Vitoria, Capital Verde Europea 2012


Comienza el año 2012 y Vitoria será la Capital Verde Europea. Esto supone asumir importantes compromisos que deben significar un cambio en el modo de vida de los ciudadanos y en su interrelación con la Ciudad y la Naturaleza.
Esto nos debe hacer reflexionar sobre la necesidad y responsabilidad que tenemos los arquitectos en el diseño de espacios, edificios y ciudades que no se opongan a la naturaleza, sino que se integren en ella de una forma armónica y respetuosa.
 Para ello, hay que proyectar desde el principio con un nuevo parámetro, que es esa integración con la Naturaleza. Esto significa entender el entorno en que se va a implantar el objeto arquitectónico, entender una climatología y un medio natural que nos va a permitir definir las  medidas pasivas adecuadas en el diseño y el proyecto para proporcionar el confort y ahorro de energía necesarios.

Posteriormente nos apoyaremos en la técnica; pero un proyecto mal orientado, que no ha incorporado esas medidas pasivas que todos los arquitectos tenemos al alcance de la mano, exigirá un esfuerzo energéticamente mayor para instalaciones y usuarios conseguir unas condiciones aceptables de confort, .

Esta forma de proyectar no debe saber de escalas. Hay que aplicarla en cualquier actuación arquitectónica, desde una pequeña intervención de interiorismo hasta el diseño de un nuevo barrio. Hay que incorporar espacios exteriores en las viviendas, terrazas, jardines y patios que actúen se elemento climatizador natural; diseñar lugares de paseo y fomentar cada uno en su escala el uso de bicicletas como transporte habitual ( fijémonos en Berlín ) y, en fin, asumir que hay que favorecer con nuestras herramientas una nueva relación más armónica con la Arquitectura y la Ciudad.

Otro día hablaremos sobre cómo se puede aplicar todo esto en los barrios históricos, cómo revitalizar el centro de las ciudades y cómo aplicar acertadamente criterios de respeto a la naturaleza y sostenibilidad en un campo tan complejo como la rehabilitación de los edificios.

Felicito a los Vitorianos por la tener la oportunidad de demostrar que se pueden hacer las cosas de otra manera. Espero que sea el principio de algo importante y sólido.

Feliz 2012 para todos.
Paloma.

Sobre el Autor
  1. Pingback: Vitoria, Capital Verde Europea 2012 | Blog del estudio de … | alava.com

  2. Susana Reply

    pues si, Paloma, conozco Vitoria desde hace varios años, y lo que me extraña es que este nombramiento no se haya producido antes.
    Es una ciudad en la que se respira la sensibilidad hacia el entorno, que parece como tú dices, introducirse pasivamente en las creaciones de los agentes que intervienen en la gestión completa de una ciudad. Se observa un criterio en toda ella, pese a las diferencias que existen entre sus diferentes zonas, casco, ensanche, zona industrial.
    Lo que no entiendo como tú es la intervención pasiva de la que hablas, las medidas pasivas.
    Supongo que quieres decir que dejemos penetrar el exterior en nuestros diseños, bueno, pienso que para ello, es necesario tener una sensibilidad muy activa, no pasiva, observar mucho, y evitar la arrogancia suicida que invade tantas y tantas cosas.

    • PALOMA INIESTA Reply

      Gracias por tu comentario, Susana. Medidas pasivas se refieren a las que se incorporan al proyecto desde el inicio, encaminadas a que por sí solas mejoren la calidad higrotérmica y el confort del edificio sin consumir energía. Son las medidas que cuentan con la Naturaleza para funcionar.
      Medidas pasivas son, por ejemplo, la buena orientación, ventilación cruzada, aislamiento térmico, elementos añadidos (lamas, porches, toldos) para crear sombra en verano y dejar entrar el sol en invierno….
      Después se incorporan las medidas activas: la tecnología que aporta la energía necesaria para resolver la diferencia de confort que no pueden asegurar por sí solas las medidas pasivas. Esa energía necesaria es muy inferior si se han incorporado adecuadamente las medidas pasivas al diseño del edificio.
      Esta filosofía responde a una actitud nada pasiva de proyectar con mucha humildad, pensando en el bienestar común y alejándose de la arrogancia suicida que tan bien defines en tu comentario.

  3. Pingback: Gregory Smith

Deja un Comentario

*